cabecera-recubrimientos-opel-frontera-linex
Todos tenemos un coche de esos que nos gusta desde pequeños y por más que pasan los años seguimos atraídos por ellos. Puede ser un mini, un 600 o un Opel Frontera. Al menos eso es lo que pensamos nosotros cuando nos trajeron este coche para que le diéramos el toque LINE X.

Los años pasan factura en todos los coches, pero si además es un 4×4 que llevas al campo, el desgaste es mayor. Así que usar LINE X es una gran idea para alargar la vida, la seguridad y las condiciones de nuestros coches.

En este caso, el trabajo ha sido bastante profundo, lo primero que tuvimos que hacer fue reparar los suelos que tenían signos evidentes de óxido bastante expandido. Para llevar a cabo la protección de todo el interior eliminamos todo el tapizado, desde el maletero a los pedales. También reparamos los pasos de ruedas y las defensas, dejándolos así listos para aplicar el recubrimiento de LINE X.

Una vez preparada la zona de trabajo aplicamos LINE X en todo el interior desde el maletero hasta los pedales, que también han sido recubiertos para un mayor agarre del calzado al pedal. Los pasos de rueda y los para golpes delantero y trasero, que son las zonas más expuestas a los daños, dejando así el vehículo preparado para les necesidades de nuestro cliente que lo usa en su trabajo y para hacer actividades 4×4 los fines de semana.

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit